El viaje del héroe para transformar tu liderazgo
El viaje del héroe para transformar tu liderazgo

Creé el concepto de Ale y Mafe para mostrar los dos arquetipos, que representan a la gran mayoría de los líderes, que emprenden el camino hacia el éxito y la maestría.


Nombré un arquetipo Ale. El otro Mafe.


Ale y Mafe representan “El Viaje del Héroe”, de los líderes y profesionales que quieren mejorar su liderazgo.

La razón por la que comparto la historia de Ale y Mafe, es porque es la historia (que he visto una y otra vez) del Viaje del Héroe de los líderes con quienes trabajo. Pero estos son los puntos finales.


Lo importante es lo que sucede en el medio del viaje: el dolor, el estrés, la ansiedad y los obstáculos que parecen interminables.


Hay una charla Ted de Brené Brown que me encanta, en la que Brené dijo: 'La vulnerabilidad es nuestra medida más precisa de coraje'.  


Estoy de acuerdo.


La mayoría de ustedes cuando inician El Viaje del Héroe como líderes, son el arquetipo de Ale. No hay duda al respecto.


En el camino aprendes que Ale no será capaz de subir a la cima de la montaña.


Lo que el éxito y la maestría representan para Ale, es algo que nunca podrá alcanzar, a menos que ella abrace el cambio: transformándose.


Al igual que Ale, atrincherado en la batalla y en medio de la crisis, descubres que tienes una opción:


1. Puedes seguir comportándote como el arquetipo de Ale, una opción que requiere que te mantengas 'apagando incendios' y en crisis constante hasta que renuncies, te despidan o te jubiles.


2. O puedes transformarte en un arquetipo muy diferente, representado por Mafe en este Viaje del Héroe.


La transformación en sí no es instantánea.


No es como encender el interruptor de la luz.


Hacer clic. Hecho.


Tristemente no. No funciona así.


La única forma de hacer la transformación de Ale a Mafe, es seguir el llamado a la aventura, emprender el viaje y entrar en la batalla.


Enfrentarte con tu oscuridad.


Navegar por los obstáculos.


Ser vulnerable.


El 'secreto', el elixir que he descubierto y que quiero compartir con esta historia, ayudará a los Ale del mundo a atravesar la batalla y las crisis y salir triunfantes al otro lado como Mafe.


Pero no todos los que emprenden el viaje saldrán transformados al otro lado.


Muchos aspirantes a héroes, incluso la mayoría, no están totalmente comprometidos con el viaje, no le dan la importancia suficiente al cambio que se requiere para transformarse, por lo que siguen siendo Ale y permanecen en la batalla para siempre.


Habiendo ayudado a innumerables líderes en su Viaje del Héroe, a alcanzar lo que para ellos significa el éxito y la maestría, me siento como 'La Guía', tengo algunas ideas importantes y 'secretos', para compartir con aquellos a quienes les importa emprender el viaje, sabiendo que implica trabajo y esfuerzo.


Espero que aprendas de esta historia.


Y más importante, espero que reformules tu visión sobre aquello que se requiere para llegar al otro lado, para transformarse de Ale a Mafe.

Liderazgo Transformacional - La historia de Ale y Mafe

La llamada a la aventura...

Conoce a Ale (arquetipo # 1)

La llamada a la aventura...

La llamada a la aventura (requisito previo: paso 1)

El primer paso es seguir el 'llamado a la aventura'.


Es una opción.


Hazlo o no lo hagas.


No todo el mundo está dispuesto a ser un gran líder y convertirse en la mejor versión de sí mismo.


La responsabilidad del liderazgo no es algo que la mayoría de la gente quiera o elija asumir.


Es demasiado arriesgado.

Puedes fallar, y probablemente lo harás.

Ninguna de las decisiones es correcta o incorrecta.


Si tu elección es ser un seguidor, hacer lo que otros dicen y seguir instrucciones, está bien. Es adecuado para ti. El mundo necesita gente como tú.

Pero si de verdad te importa generar un impacto positivo en tu vida y en la vida de quienes te rodean, entonces el único camino a seguir, es el llamado a la aventura.

Es arriesgado, pero tú lo aceptarás.


Abrázalo.


Apóyate en él.


Si este eres tú, es hora de conocer a nuestro primer arquetipo, Ale.

Es probable que Ale represente el lugar donde estás en tu liderazgo ahora mismo. Si no te representa totalmente, sin duda es una representación lo suficientemente cercana como para que te sientas muy incómodo al leer esto.

Las características de Ale
Las características de Ale
Conoce a Ale (arquetipo 1)
La mentalidad limitada de Ale
Aspectos psicográficos del líder
Aspectos psicográficos del líder
Los aspectos psicograficos del lider
La mentalidad limitada de Ale

Ale está atrapada en un círculo vicioso. Constantemente necesita subirse las mangas, ensuciarse las manos y apagar incendios, lo que le ayuda a sentirse necesaria para el equipo y producir resultados. Este es el único camino que conoce para producir los resultados que busca.


Es poco efectivo actuar de esta manera. Y uno puede quedarse estancado en este círculo vicioso durante años.

Son los aspectos psicográficos los que impulsan y alimentan tus sueños y deseos. No es tu edad, no es tu cargo actual, ni en qué industria trabajas.


Todo eso es irrelevante.


El deseo de Ale es transformarse para convertirse en una gran líder.


Que sus compañeros y superiores la reconozcan por sus valiosas contribuciones.


Que sus ideas y decisiones sean valoradas.


Sentirse segura y tranquila liderando.


Y también quiere tener más tiempo para sí misma y su familia, sin sacrificar los resultados que ha logrado y por los cuales ha trabajado muy duro. Resultados que la han llevado hasta donde está hoy.


En el trabajo, Ale es un bombero.


Ella revisa su correo electrónico constantemente, es lo primero que revisa en la mañana y lo último que mira antes de irse a dormir.


A veces, el estrés del trabajo afecta su sueño y pasa innumerables horas solucionando problemas del trabajo, en vez de estar 'presente' con su familia y amigos.


Busca ayuda en su red, una red compuesta por sus colegas y superiores en el trabajo, sus amigos y profesores de la universidad, y su familia extendida.


Ella ha leído algunos libros de autoayuda.


Y definitivamente ha asistido a varios talleres, la mayoría de los cuales fueron sobre herramientas y técnicas que, aunque eran útiles, a menudo no eran aplicables a su situación actual particular.


Acumuló conocimiento que no condujo a ningún cambio de comportamiento significativo.


Ella también observó en su experiencia laboral, algunos ejemplos de lo que no se debe hacer...


Y aunque en ese momento juró que nunca sería 'esa' clase de líder, en ocasiones se vio a sí misma en una posición muy controladora, o se vio diciendo que sí cuando quería decir no, mientras intentaba manejar las diversas presiones y tipos de personalidades en su trabajo.


Ella sabe que se comporta de esta manera, pero no se siente capaz de actuar distinto en los momentos de presión.

Los datos demográficos de Ale (las características externas, como edad, nivel de ingresos, título o posición laboral etc.) no son importantes. Los datos demográficos son demasiado limitantes.


Cuando escribí esta historia por primera vez, Ale era una gerente de 36 años de Madrid. Pero en últimas, esta información simplemente no era relevante, porque tú puedes tener datos demográficos completamente diferentes y aun así estar representado en el arquetipo de Ale.


Lo que importa son los aspectos psicográficos, las características internas, como la personalidad, los sueños, los miedos, los deseos, etc.


Conoce a Mafe (arquetipo # 2)

El momento crucial fue cuando Ale se dio cuenta que era una líder sin un propósito. Una “todera”, que hace un poco de todo, pero sin convertirse en la “maestra” de algo realmente importante.


Manejo de conflictos, sí, Ale lo había intentado. Revisiones de desempeño, sí, Ale también las había hecho. Inteligencia emocional de la forma en que los gurús estaban enseñando, sí, sí, también hizo eso. Productividad. Delegación. Toma de decisiones. Manejo del tiempo. Sí, Ale hizo todo eso.


Algunas cosas que hizo Ale, funcionaron. La mayoría incluso. Pero nunca al punto de obtener los resultados esperados.


Los resultados que obtuvo Ale al pasar de una 'crisis' a otra “crisis', fueron en el mejor de los casos, ordinarios. Pero no extraordinarios.


Nunca 'la saco del estadio'. Nunca un “jonrón”.


Y fue entonces cuando Ale despertó y se dio cuenta.


Vayamos al arquetipo al que le di el nombre de Mafe.


Las características de Mafe
Las características de Mafe
Conoce a Mafe (arquetipo 2)
La pildora roja o la pildora azul de Morpheus
Pildora roja o pildora azul de Morpheus
Pildora roja o pildora azul de Morpheus

Ale está tan concentrada en los INDICADORES de gestión del proyecto / ciclo del negocio, que no ve la 'verdad' de la situación.


Que alcanzar el éxito y la maestría como líder no es acerca de los indicadores de gestión a corto plazo, sino de adoptar un enfoque de largo plazo que te permita desarrollar a tu gente, para que se conviertan en la mejor versión de sí mismos.


Cuando se ve el panorama desde lejos, todo esto es obvio.


Pero se olvida fácilmente en la batalla diaria. Ale no puede ver esta verdad obvia. Mafe si puede.


Mafe desarrolla a las personas a largo plazo.


Una herramienta clave es la confianza, que para ganarla requiere tiempo y compromiso. Ale no ve el valor de construir día a día un terreno sólido de verdadera confianza, así que busca atajos y trucos.


Al mirar el mundo de los negocios a través de esta lente, Mafe puede ver todo de manera muy diferente. Como si ella estuviera viendo una película distinta.


Como si estuviera mirando hacia abajo desde la cima de una montaña, mientras que los otros miran hacia arriba desde el suelo.


Ve el bosque y no solo los árboles.


Mafe tiene éxito porque se enfoca en el PROCESO, el viaje que no termina (un ciclo de proyecto / negocio si lo hace).


El proceso de estar presente cada día y hacer el trabajo duro.


No revisar el correo electrónico para apagar el próximo incendio, sino priorizar lo que es realmente importante.


Mafe toma la decisión de “no serlo todo” para todas las personas.


Ella entiende que su trabajo no es resolver todas las crisis, sino identificar qué crisis son oportunidades para que su gente crezca, y luego brindarles la confianza y el apoyo necesarios para que tengan éxito y que cada uno se convierta en su propio héroe.


Mafe sabe que los grandes líderes sienten empatía por la situación de las demás personas, lo que les permite construir relaciones de confianza. Por lo tanto, su liderazgo comienza con mostrar empatía.


Mafe sabe que el Santo Grial del liderazgo es desarrollar personas como lo harías con una familia. Una familia impulsada por un propósito significativo. Crear un entorno para que las personas tengan éxito y puedan amar y, por lo tanto, amar a sus clientes.


A diferencia de Ale, que ve el trabajo como competencia y, lo que es peor, ve a las personas como recursos, Mafe cree que su responsabilidad es comenzar desde ya a liderar, agregar valor, contribuir, orientar, asesorar y servir a las personas con las que trabaja, sin quedarse esperando a que le asignen una posición de liderazgo formal para empezar a hacerlo.


Cuando haces los cambios necesarios, para pasar de pensar, sentir y comportarte como Ale, a pensar, sentir y comportarte como Mafe, todo cambia.


Mafe opera de manera completamente diferente a Ale.


Mafe no pierde la calma ante las crisis. Ella no es una esclava de sus emociones. Ella puede elegir en qué invierte su energía y que deja pasar.


Su atención es selectiva y enfocada.


Ella valora su tiempo.


Mafe no corre todo el día apagando 'incendios'. Mafe identifica oportunidades de crecimiento en su equipo. La dinámica es completamente diferente.


Mafe se motiva con las necesidades de su gente.


Con proporcionar una plataforma para que las personas crezcan y alcancen metas. Con que tengan éxito más allá de sus expectativas. Y al hacerlo, genera resultados que marcan la diferencia.


Mafe se siente responsable por facilitar el aprendizaje de su gente.


Y crea un entorno en el que su gente se siente segura al experimentar, cometer errores, aprender y crecer.


Y esta fue la realización que despertó a Ale y la llevó a abrir los ojos y ver las cosas como eran.


En todo momento tipo Neo / Morfeo:


Esta es tu última oportunidad. Después de esto, no hay vuelta atrás. Tomas la píldora azul: la historia termina, te despiertas en tu cama y crees lo que quieras creer. Tomas la píldora roja, te quedas en el País de las Maravillas y te muestro qué tan profundo va el agujero del conejo. Recuerda, todo lo que ofrezco es la verdad, nada más”. - Morpheus (The Matrix).

heart icon

Ale es un líder solo de palabra. En realidad, Ale 'maneja' los números.


El liderazgo de Ale se basa en motivar usando la técnica de la zanahoria y el palo, del premio y el castigo. Una forma de manipular a su gente para alcanzar sus objetivos.


Ella maneja bonos, promociones e incluso amenazas para que su gente trabaje más. Pero las ganancias son de corta duración. No construye lealtad, ni aprecio real.


Con el tiempo el estrés y la desmotivación, de un equipo manipulado por el miedo, aumentan y el desempeño jamás alcanza los niveles deseados de manera sostenible.


Mafe es diferente.


Mafe lidera a las personas.


Mafe sabe que lo que nos inspira no es el trabajo que realizamos, sino la razón por la cual lo realizamos.


Sabe que cuando sentimos que pertenecemos al grupo y confiamos en aquellos con quienes trabajamos, naturalmente cooperamos para enfrentar desafíos y amenazas externas.


Ale ve el mundo como 'suma cero', donde unos ganan y otros pierden.


Una práctica en la que las personas en vez de hacer 'lo correcto', hacen 'lo que es correcto para mí'.


Mafe es una servidora: toma la decisión de ver crecer a los que la rodean y los ayuda a lograrlo.


Ella constantemente busca retroalimentación sobre su liderazgo, para entender cómo puede apoyar mejor a los demás.


Ale a veces tiene suerte y maneja a las personas con grandes resultados.


Pero debido a que construyó sobre la base del miedo y la competencia, su éxito no es sostenible y, finalmente, los costos de operar de esta manera la alcanzan.


Mafe sabe que el miedo no es un modelo de liderazgo escalable y sostenible, por lo que desde un principio decide tomarse el tiempo para construir bases profundas, y crear un 'círculo de confianza', demostrando interés genuino por el bienestar de los demás.


Con el tiempo, su círculo se vuelve más fuerte e inclusivo, como resultado de la confianza y atención ganadas, y de los resultados que son imposibles de ignorar. Ganándose la lealtad de aquellos en su círculo, quienes la siguen y con gusto se dejan liderar.


Ale es profesionalmente competente.


Mafe sabe que la competencia profesional no es suficiente para ser un buen líder. Los buenos líderes deben genuinamente interesarse por los que están a su cargo.


Mafe trabaja arduamente para asegurarse que los miembros de su equipo se sientan inspirados al ir a trabajar todas las mañanas, seguros cuando están en el trabajo y realizados al regresar a casa al final del día.


Ale está influenciada por su ego.


Mafe sabe que el ego es el “enemigo”. Mafe no valora escalar solo por adquirir derechos, poder o prestigio.


Mafe busca permanecer intencionalmente humilde y ”pequeña”, independientemente de que lo haga en un equipo de 50 o un equipo de 2, porque cree que los equipos se definen por su autenticidad, fuerza y ​​unión, y no por su tamaño.


Ella sabe que lograr que su equipo sea mejor, es más valioso que hacerlo más grande.


Ale busca externamente las respuestas. Ella cree que adquirir más información es la solución. Porque en algún momento encontrará el 'gran secreto' y el conjunto de conocimientos sobre liderazgo, que resolverán cualquier crisis, motivarán a cualquier equipo y cambiarán el comportamiento de cualquier empleado con rendimiento bajo.


Mafe ve su liderazgo como un proceso de desarrollo personal. Busca en su interior respuestas, sabiendo que la mayor parte de su crecimiento como líder, proviene de examinar sus propios paradigmas, comportamientos e impulsos, descubriendo lo que hace y por qué lo hace.


Rara vez compra productos o servicios para mejorar su liderazgo, pero también valora su tiempo. Por lo tanto, cuando tiene una necesidad específica de 'cerrar una brecha' rápidamente invierte en la mejor capacitación en el mercado.


Ale odia invertir tiempo en la lectura.


Ella siempre usa la excusa de “no tengo tiempo”.


Ella no ve el punto, siempre tiene algo “más importante” por hacer.


Mafe es una estudiante del liderazgo.


Ella ve los libros como una inversión. Un regalo para todos.


Ella no lee libros sino que los devora. Ella ve los libros como una necesidad.


Como Erasmus, el erudito del siglo XVI, una vez dijo: “Cuando consigo un poco de dinero, compro libros, y si queda algo, compro comida y ropa”.


Ella invierte en su crecimiento personal, porque sabe que es fundamental para crecer como líder. Sabe que para ser una gran líder, necesita convertirse en la mejor versión de sí misma.


Ale elige no pensar por sí misma. Ella descarga esa responsabilidad en los demás. Por lo tanto busca métodos para copiar y pegar, fórmulas mágicas, instrucciones claras para seguir (prefiriendo material rápido y corto, en el que no tenga que poner mucha atención y reflexión).


Mafe elige una ruta sin guiones.


A ella no le importa cómo se comportan la mayoría de seguidores de masas que se mantienen en el statu quo.


Mafe sabe que como líder su trabajo es pavimentar el camino para que otros la sigan.


Así que ella lidera con un propósito, hace pequeñas apuestas en el camino y se enfoca en desarrollar a su gente.


Finalmente:


Mark Gorman dijo una vez que 'los líderes viven por elección, no por accidente'.


La buena noticia es que puedes elegir operar, pensar, sentir y comportarte como Ale o Mafe.


Es solo una decisión. Y depende totalmente de ti.


Como dice Steven Pressfield en La guerra del arte: “Tienes una opción. Hazlo o no lo hagas”.


Sin embargo, no hay camino fácil.


No existe. Si crees que lo hay, te equivocas.


Sólo hay un camino difícil, lleno de sacrificios y obstáculos.


Apóyate en él, porque es la única forma de romper el escudo que separa a Ale de Mafe.


Si eres un/a Ale y quieres transformarte en un/a Mafe, podemos ayudarte a lograrlo. O si ya eres un/a Mafe, pero quieres subir al siguiente nivel y lograr que tu liderazgo trascienda, también podemos ayudarte con eso.


Tal vez solo necesitas un impulso en la dirección correcta. Somos buenos impulsando.


Si no podemos ayudarte, te lo diremos y te indicaremos la mejor dirección. No tenemos todas las respuestas. Y lo que tenemos aquí definitivamente no es para todos, ni para muchos.


Lo que tenemos aquí es para unos pocos, que eligen realizar el viaje y hacer el trabajo duro.

PD:

Casi todos los enlaces incluidos anteriormente, son enlaces a libros reales que he leído, amado y de los que he aprendido. Libros cuyo trabajo ha formado la base de mi pensamiento sobre el liderazgo y su desarrollo, a lo largo de los años que llevo trabajando como coach y consultora.

Hice esto para crear un contexto más profundo y para asegurarme de que los recursos no se muevan, ni se eliminen (como sucede con muchas publicaciones de blog y videos de YouTube).


Lo que me encanta de los libros es que crean un rico tapiz de ideas y perspectivas y sus ideas casi siempre son imperecederas. Para mí, los autores de estos libros son gigantes en cuyos hombros nos apoyamos para acercarnos un poco más a 'la verdad', en el campo de liderar personas.


Libros como La trampa de la Felicidad, El libro de la Alegría, Mindfulness, El Quinto Acuerdo, La Quinta Disciplina, por mencionar solo algunos, siempre serán relevantes.


Para tu beneficio, comparto todos los libros citados y otros más recomendados a continuación. 

Nota: Para algunos de estos libros, gano unos centavos por compra.

NOTA SOBRE LOS LINKS EN ESTE ARTÍCULO:

Si disfrutaste este artículo y crees que algunos de tus contactos también lo harán, nos encantaría que lo compartas. Significaría mucho para nosotros.

Melanie Amaya

   Melanie Amaya

Conclusión

SUSCRIBIRME EN ITUNES

©Amayaco 2018

Mapa de nuestros clientes

NUESTROS CLIENTES

/

/

Change Language:

Amayaco Linkedin icon
Amayaco Twitter icon
Amayaco Facebook icon

AMAYACO

Cr 58c #142-20, Colina Campestre

Bogotá 111156, Colombia


Phone: +57 (1) 906-0659

Email: hola@amayaco.com

SÍGUENOS

ENTRA EN CONTACTO